Clinica de Fertilidad en Tijuana

 

 

 

Clinica de Fertilidad en Tijuana
Instituto IMER

 

Clinica de fertilidad,Tijuana fertilidad,Dr. Oscar Valle Virgen,IMER Tijuana,Centro de fertilidad,Tijuana,Baja California,MexicoHoy en día se ha convertido en el punto convergente de todos aquellos fallos reproductivos, que inicialmente no se han  resuelto de forma más sencilla con los tratamientos descritos anteriormente. Además la FIV, y más concretamente la Inyección Intracitoplásmica de Espermatozoides (ICSI), es la solución a la esterilidad masculina, de forma que hoy se puede afirmar que la esterilidad masculina ha pasado a ser un problema del pasado en la inmensa mayoría de los casos.

 

 

 

La FIV consta de seis fases: 

 

1.-Estimulación del ovario con hormonas
2.- Extracción de ovocitos
3.- Inseminación de los mismos
4.- Cultivo in Vitro hasta embrión en diferentes estadíos de desarrollo
5.-Transferencia embrionaria
6.- Congelación y descongelación de embriones en su caso.

 

La estimulación del ovario nos permite obtener varios óvulos en un mismo ciclo y es necesaria, ya que las posibilidades de embarazo aumentan de forma proporcional al número de embriones transferidos, puesto que no todos los ovocitos obtenidos llegan a ser embriones aptos para la transferencia.


La estimulación precisa de inyecciones intramusculares y/o subcutáneas y de varias (3 o 4) visitas al Instituto Imer para monitorizar el resultado de la misma. La probabilidad de que ocurra una respuesta exagerada (hiperestimulación) con riesgo para una paciente es inferior al 1%.

 

 Extracción de ovocitos: La extracción se efectúa mediante una punción transvaginal bajo control ecográfico. La duración media de esta intervención es de unos 15 minutos, se realiza bajo sedación y la paciente está en condiciones de marcharse a su domicilio tras 20 o 30 minutos. El riesgo de sufrir alguna complicación durante la extracción de ovocitos es de 1 por cada 2.500 casos, por lo que se puede considerar inapreciable.

 

Inseminación: Una vez obtenidos los ovocitos, se requiere una muestra de semen. Para realizar la inseminación existen dos alternativas: la inseminación clásica, colocando juntos los ovocitos con los espermatozoides previamente tratados y seleccionados; y la inyección intracitoplásmica de espermatozoides (ICSI) que detallamos más adelante. Con ello solucionamos prácticamente cualquier tipo de esterilidad de origen masculino.

 

Cultivo in Vitro del Embrión: Los ovocitos fecundados se constatan al día siguiente. Desde este momento los embriones se mantienen en el tipo de cultivo adecuado para su desarrollo en cada caso. Habitualmente los embriones permanecen en cultivo un total de tres días. En algunas ocasiones, es conveniente prolongar el cultivo de los embriones en el laboratorio hasta el estadio llamado de blastocisto. 

 

Transferencia embrionaria: El momento de la transferencia de los embriones al útero materno se decide en cada caso particular. Dependiendo de las características de los embriones, los embriólogos aconsejan el momento más adecuado entre el segundo y sexto día después de la obtención y fecundación de los ovocitos. Así mismo, la transferencia se puede realizar bien en el útero o en las trompas. La transferencia uterina tiene lugar por vía transcervical, no requiere anestesia y es la más común en FIV. Habitualmente transferimos 2 o 3 embriones, porque la elevada tasa actual de implantación embrionaria aconseja limitar su número para reducir así la incidencia de gestaciones multifetales (nuestras estadísticas demuestran que éste es el número que da mayores tasas de embarazo sin incremento del riesgo de gestación múltiple).

 

Congelación y descongelación de embriones: después de la transferencia del número de embriones adecuado para cada caso, el resto de embriones viables son sometidos a un proceso de congelación para poder conservarlos durante un tiempo. Este procedimiento permite la disponibilidad de estos embriones en el momento en que sean requeridos por la pareja. Si no ha habido embarazo, o tras haber finalizado el mismo, se procede a la descongelación y transferencia de los embriones que sobreviven a la congelación.

 

Aunque históricamente, los resultados con embriones congelados han sido más bajos que con otros tratamientos. No hay mayor riesgo de aborto o malformaciones embrionarias por transferir embriones que anteriormente estaban criopreservados. De acuerdo a la Ley de Reproducción Asistida, el tiempo máximo que unos embriones pueden ser guardados en estas condiciones es de cinco años.

 

 

Clinica de Fertilidad en Tijuana

Clinica de Fertilidad en Tijuana Centro De Fertilidad - IMER

Clinica de Fertilidad en Tijuana